Articulo 28 de la ley hipotecaria

ley- clasificación de servidumbres

Los futuros compradores de viviendas tendrán hoy un motivo menos para preocuparse. Este viernes, 3 de septiembre, desaparece el artículo 28 de la Ley Hipotecaria, un artículo que en la práctica ha frustrado no pocas operaciones a punto de ser rubricadas.

Lo que dice este artículo es que hay un periodo de dos años en el que los bienes de un fallecido sin herederos forzosos no tendrán efecto en el Registro. Es decir, si alguien fallece sin hijos y su vivienda pasa a sus hermanos u otros herederos indirectos, no será realmente suya durante 24 meses. En el hipotético caso de que apareciera un hijo ilegítimo, se encontrara un testamento manuscrito o reapareciera un heredero directo desconocido, ese heredero tendría derecho a reclamar. Y ganaría. De ahí el apodo de la ley, la Ley Cubana, ya que se estableció en la guerra de Cuba para que los hijos putativos pudieran llegar a la Península y reclamar lo que les pertenecía.

En los últimos meses, muchos interesados en adquirir una vivienda se han encontrado con esta norma a la hora de formalizar sus operaciones, por lo que el Gobierno decidió ponerle fecha de caducidad. El día ha llegado y a partir del 3 de septiembre, el artículo desaparece, gracias a la Ley 8/2021, de 2 de junio, que reforma la legislación civil y procesal para apoyar a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

sección 9 de la ley de transferencia de propiedad | s9 tpa 1882

«transmisión» incluye la cesión, nombramiento, arrendamiento, liquidación y otras garantías y pactos de entrega realizados por escritura en una venta, hipoteca, arrendamiento o liquidación de cualquier propiedad o en cualquier otro trato con o para cualquier propiedad; y «transmitir» tiene un significado correspondiente; («cesión», «céder»)

2 (1) A pesar de cualquier estipulación en contrario, cuando un deudor hipotecario tiene derecho a redimir, el deudor hipotecario puede requerir al acreedor hipotecario, en lugar de dar un certificado de pago o reconvertir y en los términos en los que el acreedor hipotecario estaría obligado a reconvertir, que ceda la deuda hipotecaria y transmita la propiedad hipotecada a cualquier tercera persona como el deudor hipotecario indique, y el acreedor hipotecario está obligado a ceder y transmitir en consecuencia.

(2) El derecho del deudor hipotecario a exigir una cesión pertenece y puede ser ejecutado por cada acreedor hipotecario o por el deudor hipotecario, a pesar de cualquier gravamen intermedio; pero la exigencia de un acreedor hipotecario prevalece sobre la del deudor hipotecario, y entre acreedores hipotecarios la exigencia de un acreedor anterior prevalece sobre la de un acreedor posterior.

hipoteca sec 58

(Modificado el 8 de noviembre de 1938 y el 6 de noviembre de 1956; subsecs. (a)-(c) modificados y (d)-(f) añadidos el 7 de noviembre de 1989; Subsecs. (a) y (b) modificados, Subsecs. (c) y (d) suprimidos, y los subsecs. (e) y (f) modificados y rediseñados como Subsec. (c) 6 de noviembre de 2001). (DISPOSICIÓN DE TRANSICIÓN TEMPORAL para el art. 1: véase el apéndice, nota 3.)

Art. 9. NO SE PIERDE LA RESIDENCIA POR AUSENCIA EN ASUNTOS PÚBLICOS. La ausencia por asuntos del Estado o de los Estados Unidos no hará perder la residencia obtenida una vez, de modo que prive a cualquier persona del derecho de sufragio, o de ser elegida o designada para cualquier cargo bajo las excepciones contenidas en esta Constitución. Sección 10. DEDUCCIONES DEL SALARIO DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS POR INCUMPLIMIENTO DEL DEBER. La Legislatura dispondrá que se hagan deducciones de los sueldos de los funcionarios públicos que descuiden el cumplimiento de cualquier deber que se les asigne por ley. Art. 11. USURA; TIPO DE INTERÉS EN AUSENCIA DE LEGISLACIÓN. La Legislatura tendrá autoridad para definir el interés y fijar los tipos máximos de interés; sin embargo, en ausencia de legislación que fije los tipos máximos de interés, todos los contratos con un tipo de interés superior al diez por ciento (10%) anual se considerarán usurarios; además, en los contratos en los que no se haya acordado un tipo de interés, éste no podrá exceder del seis por ciento (6%) anual.

préstamos hipotecarios sección 58 y 59 – ley de transferencia de la propiedad de 1882

2.    Los Estados miembros podrán exigir que, cuando se permita al prestamista definir e imponer al consumidor gastos derivados del impago, dichos gastos no sean superiores a los necesarios para compensar al prestamista por los costes en que haya incurrido como consecuencia del impago.

4.    Los Estados miembros no impedirán que las partes de un contrato de crédito acuerden expresamente que la devolución o la transferencia al prestamista de la garantía o del producto de la venta de la garantía sea suficiente para reembolsar el crédito.

5.    Cuando el precio obtenido por el bien inmueble afecte al importe adeudado por el consumidor, los Estados miembros dispondrán de procedimientos o medidas que permitan obtener el mejor precio posible por el bien inmueble ejecutado.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad