Donde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos

enumere cinco problemas existentes en su barrio o comunidad

National Neighborhood Watch (antes USAonWatch) no aboga por que los miembros de la vigilancia realicen ninguna acción cuando observen actividades sospechosas en su vecindario.    Los miembros de la comunidad sólo sirven como «ojos y oídos» adicionales y deben informar de sus observaciones de actividades sospechosas a las fuerzas del orden locales.    Las fuerzas del orden capacitadas deben ser las únicas que actúen; los ciudadanos nunca deben intentar actuar a partir de esas observaciones. National Neighborhood Watch (antes USAonWatch) anima a todos los grupos de vigilancia a registrarse en nuestra base de datos nacional, donde se ponen a disposición múltiples recursos para ayudar en la formación y el mantenimiento de los grupos de vigilancia vecinal y sus miembros.

NOTA: debido al gran número de grupos de Neighborhood Watch en todo el país, «vigilarlos» e investigarlos a nivel nacional no es algo que tengamos los recursos/capacidad de hacer rutinariamente.

En esencia, el Neighborhood Watch es un programa de prevención del crimen que enfatiza la educación y el sentido común (Stegenga 2000). Enseña a los ciudadanos cómo ayudarse a sí mismos identificando y reportando actividades sospechosas en sus vecindarios. Además, proporciona a los ciudadanos la oportunidad de hacer sus vecindarios más seguros y mejorar la calidad de vida. Los grupos de Neighborhood Watch suelen centrarse en la observación y la concienciación como medio para prevenir el crimen y emplean estrategias que van desde la simple promoción de la interacción social y el «cuidarse unos a otros» hasta el patrullaje activo por parte de grupos de ciudadanos (Yin, et al., 1976).

10 problemas comunes del vecindario

Una estrategia que a menudo se pasa por alto es la de conocer a su vecino, si no tiene ya una buena relación. Incluso si se ha producido un problema, intente conocer a su vecino antes de presentar la queja. Preséntese. Hable de temas generales de interés. Unas semanas después, plantee su queja.

Si el problema se repite, (como el ruido nocturno) inicie un registro de seguimiento. Anote la fecha, lo que ocurre y cualquier otra observación que pueda ser útil. Puede que descubra que el problema no es tan frecuente como pensaba. En cualquier caso, un registro claro le ayudará a documentar su caso para la policía o los tribunales, si llega a ese punto. También le ayudará a hablar con su vecino.

Hablar con tu vecino de forma agradable puede ser todo lo que necesitas para llegar a una solución mutuamente aceptable. Recuerde que es poco probable que los gritos convenzan a la otra persona. Recuerde también que la persona puede no reconocer su punto de vista de inmediato, pero puede cambiar su comportamiento o abordar el problema más tarde (una vez que haya reflexionado).

cómo nos ayudan los vecinos

Tener una mala relación o una disputa con un vecino puede hacer la vida muy estresante. Nadie quiere sentirse incómodo o inseguro en su propia casa. Intente seguir estos pasos para evitar y, en su caso, resolver los desacuerdos con los vecinos:

Hablar con su vecino lo antes posible puede evitar o resolver cualquier problema. También ayudará a mantener una relación positiva, facilitando la resolución de otros problemas en el futuro. Recuerde que comunicarse con su vecino significa:

En la mayoría de las disputas entre vecinos, los tribunales deberían ser el último recurso. Si acude a los tribunales, es muy probable que se le remita a la mediación o a alguna otra forma de resolución alternativa de conflictos como primer paso:

Como en todas las disputas entre vecinos, lo mejor es intentar resolver los problemas de ruido mediante un acuerdo, ya sea discutiendo el asunto con su vecino o intentando la mediación a través del CJC. Puede considerar la posibilidad de llegar a un acuerdo que restrinja determinados tipos de ruido o que especifique determinadas horas del día en las que se puede o no hacer ruido.Si no puede llegar a un acuerdo, hay otras medidas que puede tomar acudiendo a la policía o a los tribunales. Sin embargo, puede considerar cuidadosamente el impacto que el contacto con las autoridades sobre el ruido tendrá en su futura relación con su vecino y los beneficios potenciales de llegar a un acuerdo, si es posible.Cuando el ruido es extremo o se produce muy tarde en la noche, por ejemplo, durante una fiesta, puede quejarse a la policía que puede dar una dirección de reducción de ruido a los fabricantes de ruido. También hay normas municipales y otras leyes que restringen el ruido en algunas circunstancias, y puede dirigirse al ayuntamiento o a la policía.

lista de problemas del barrio

Vigilancia del vecindario, Vigilancia del bloque, Vigilancia del pueblo, Vigilancia del crimen – cualquiera que sea el nombre, es una de las maneras más efectivas y menos costosas de prevenir el crimen y reducir el miedo en su vecindario. Los programas de vigilancia vecinal luchan contra el aislamiento y la separación que la delincuencia crea y de la que se alimenta. Forjan vínculos entre los residentes y los comercios de la zona, ayudan a reducir los robos y asaltos, y mejoran las relaciones entre la policía y las comunidades a las que sirven.

La vigilancia vecinal es la piedra angular de la estrategia de prevención del delito de la policía de Los Ángeles. Recluta la participación activa de los residentes, en cooperación con las fuerzas del orden, para reducir la delincuencia en las comunidades de toda la ciudad.

El programa Neighborhood Watch fue promovido por el Departamento de Policía de Los Ángeles para educar a los residentes de la comunidad con respecto a sus funciones y responsabilidades en la prevención del crimen, y para animarles a tomar medidas activas para prevenir el crimen. El programa hace un llamamiento a los residentes para que den un paso adelante y ayuden a la policía a organizar la comunidad en una unidad cohesionada que trabaje con el objetivo de construir un barrio más seguro y libre de delitos. Los grupos de Neighborhood Watch discuten los problemas de delincuencia del barrio con el objetivo de desarrollar soluciones a los problemas locales. Los agentes de policía de Los Ángeles proporcionan información sobre la delincuencia a las organizaciones de vigilancia vecinal e instruyen a estos grupos en diversas técnicas de prevención del delito.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad