Compra De Mercaderias Activo O Pasivo

Se dice que se carga una cuenta en el momento en que se registra una operación en el debe y que se abona en el momento en que se registra en el haber. Al pactar la devolución de la mercancía con el distribuidor realizaríamos el siguiente asiento, con su respectivo IVA. Procedería el mismo taburete si no se produce devolución física de las mercancías y el proveedor nos aplicara un descuento por quedarnos con la mercancía perjudicada. La factura de compra de mercancía no supone problema alguno, el IVA se contabiliza en una cuenta aparte, a menos que la compañía no tenga derecho a inferir el IVA, que se contabilizaría como mayor gasto por compras de mercaderías. En las compras a créditos, el dinero no se desembolsa en el momento en el que se consigue el producto sino que deberá pagarse en unos treinta días. Por esta razón, va a haber que registrar esta cuenta en el Diario General para controlar esa deuda con el distribuidor, y va a haber que hacerlo en el apartado de “cuentas por abonar”.

compra de mercaderias activo o pasivo

Imaginemos que nuestra compañía realiza una compra de 600 euros mucho más IVA al tipo general. Así pues, no es difícil entender la relevancia que tiene entender y saber de qué manera ejecutar los asientos en lo que se refiere a la adquisición de mercancías. El almacenamiento o acceso técnico que es empleado exclusivamente con fines estadísticos anónimos. La compañía escoge que la mitad de los modelos recibidos en el último envío del proveedor no corresponden al pedido realizado por lo que procede a su devolución. También se usa para contabilizar los descuentos por estado deplorable de la mercancía o incumplimiento de las condiciones pactadas siempre que, insisto, no figuren en la factura de la adquisición. También se emplea para contabilizar cualquier descuento que no sea por pronto pago o por rappel como por servirnos de un ejemplo los que se producen por incumplimiento en las condiciones del pedido, roturas, etc.

Tratamiento De Los Costos Inherentes A La Compra De Mercaderías

Todo ello se registra así pues el inventario supone un coste y este aumenta con débito. Y, por otro lado, como se está empleando el efectivo para abonar la compra, este reduce, por lo que se le otorga un crédito. Según elsistema perpetuose anotaría la palabra “inventario” y en la columna de débito se agregaría el valor de la mercancía. Bajo “inventario” se añade la palabra “efectivo” y en la columna de crédito se señala el precio que se ha comprado. Las cuentas de activo son las que representan los recursos y derechos de la compañía al tiempo que las de pasivo muestras las deudas y obligaciones de las que es titular.

Siempre y en todo momento, por supuesto, que se concedan en un instante posterior al de la emisión de la factura. No incluidos en la factura, se contabilizarán en las cuentas concretas que el plan contable tiene dentro para estas situaciones y que observaremos a continuación. Los ingresos y los débitos se señalan en el debe de una cuenta, reflejando un cargo a la cuenta.

Cuentas Que Intervienen En Su Contabilización

Los gastos y los créditos se anotan en el haber, reflejando un abono en la cuenta. Este principio de contabilidad tiene su origen en la primera mitad del siglo XV en el contexto comercial del norte de Italia y ha pervivido sin varios cambios hasta nuestros días. Sobre esto del origen de la terminología, una explicación apunta que debe y haber podrían haberse derivado paulatinamente de la denominación italiana de ambas columnas como “debe dare” y “debe avere” .

Es por ello que toda operación financiera tiene un efecto doble en el patrimonio y se apunta como entrada en una cuenta contable y como salida de otra. Partiendo de un importe en metálico en caja de 2000 €, una tienda efectúa un pago de 500 € a proveedores y después un cobro de 750 € de clientes. Esta operación perjudica a 2 cuentas y la suma de los importes de las cuentas cargadas debe de encajar con la suma de los importes de las cuentas abonadas en el libro mayor. Esto sirve para equilibrar el cómputo y revisar que los asientos son adecuados. El modo perfecto de trasladar estas transferencias según la normativa contable es señalando el importe de las compras (o precio de la transacción) en el momento que las mercaderías son recibidas por parte de los distribuidores.

El Impuesto sobre el Valor Añadido grava todas y cada una aquellas compras de bienes y servicios que no estén excluidas expresamente por la legislación vigente. En ella se anota el importe de la adquisición realizada y aparece en el debe del apunte.

La adquisición de mercaderías es un género de transacción dentro de la contabilidad que se enfoca en el aprovisionamiento que efectúa una compañía de distintas bienes destinados a una posterior comercialización. Así, en el presente artículo van a definirse los asientos contables en los que se tienen dentro estos registros de compras y de qué forma se hacen para lo que se adquiere a crédito y al contado. Ahora hemos dicho que en contabilidad los descuentos en factura minorarán el importe de la compra, con lo que el asiento a efectuar no plantea ninguna particularidad. Como categoría diferente están las cuentas de administración, que son las que se usan para contabilizar las compras y costos por una parte y las ventas e ingresos por otro . Veremos su definición, la composición de los asientos contables de compras, ejemplos, ejercicios para entrenar, ….

Consigue Tu Dominio es Un Año Gratis

Implican un pago por adelantado, por lo que a la hora de contabilizar la operación va a haber que tener en consideración que esa parte del precio ahora la ha cobrado el proveedor y descontarla. El balance de sumas y saldos o de comprobación se efectúa antes de cerrar el ejercicio para que los saldos reflejen la verdad (si no, reflejarían cero) y se usa para confirmar que las operaciones se han registrado adecuadamente. En él se reflejan los saldos de todas y cada una de las cuentas utilizadas durante el ejercicio, tal es así que asimismo refleja si las cuentas se han saldado bien en el libro períodico.

Entender cómocontabilizar las compras de mercancíases algo de escencial relevancia para lograr llevar la contabilidad de una compañía de manera adecuada. No obstante, es necesario tener un conocimiento profundo y saber las diferencias en la ejecución de las compras de mercancías al contado y las que se hacen a crédito. El PGC se inclina por contabilizar las existencias por un método especulativo con desglose de cuentas. Esto quiere decir que las entradas al almacén se registrarán contablemente a precio de coste, al tiempo que las salidas lo van a hacer a precio de venta. Conforme se vayan realizando operaciones de esta naturaleza, se utilizarán cuentas de «Compras» y de «Ventas» , según se trate. Los anticipos a distribuidores son entregas que se realizan a cuenta de futuras compras.